KIT KAT, la supervivencia de dos empresas familiares chocolateras

KIT KAT :El resultado de la carrera por la supervivencia entre dos familias chocolateras inglesas: los Cadbury y los Rowntree ( Kit Kat )
En el siglo XIX, en la ciudad de Birminghan, convivían varias familias dedicadas a la explotación de la industria del cacao. Principalmente, los Cadbury, los Fry y los Rowntree. Los Cadbury y los Rowntree eran originarios de Birminghan; los Fry procedían de Bristol, pero no eran productores de cacao, sino dueños de la primera máquina que consiguió moler el cacao.

El contexto de la época era singular, prácticamente a caballo entre la I y II Revolución Industrial, el cacao había pasado de ser una solución homeopática a un producto de gran consumo.

Los Cadbury, a mediados del siglo XIX, se encontraban entre la segunda y la tercera generación. De origen cuáquero, como la mayoría de los fabricantes de la época instalados allí, John Cadbury –el fundador- empezó con una              pequeña tienda donde vendía, entre otras cosas, bolitas de cacao. Con el tiempo, empezó a moler las bolitas de cacao y las convirtió en cacao en polvo. En 1847 se incorpora su hermano Benjamín Cadbury convirtiéndose en Cadbury Brothers. Innovaron al dar buenas condiciones a sus trabajadores. En 1860, los hermanos Richard y George Cadbury recibieron la compañía en medio de una importante crisis por dejadez, por razones físicas, de la generación anterior. Sus primeras acciones fueron innovadoras a través de la publicidad en revistas y los laterales de los medios de transportes existentes en la época.

Los Fry, provenientes de Bristol y de la industria mecánica, desarrollaron un sistema para triturar y solidificar el chocolate logrando un formato distinto del cacao. Mantenían una gran capacidad competitiva con la producción mecánica del chocolate.

Los Rowntree seguían la estela de los Cadbury, pero carecían de la innovación necesaria en aquellos momentos.

A finales del siglo XIX, la situación era la siguiente:

  • El chocolate existía como tal.
  • Se empezaba a conseguir un chocolate comercial.
  • La industria, en general, permitía un mayor nivel de vida, el producto era popular y llegaba a todas las clases sociales. Hacia 1880, un ingeniero suizo de nombre Lindt permitió favorecer la eliminación de elementos que impedían la capacidad de compactarse, lo cual propició la elaboración mecánica de las tabletas de chocolate.

 

Es entonces cuando los Cadbury empiezan a desarrollar, a partir de la fórmula de la leche condesada de Henri Nestlé y de la aportación del nuevo sistema de Lindt, las tabletas de chocolate con leche. Corría el año 1905.
Ello promovió una decisión estratégica dentro de la familia Cadbury. Por un lado, trasladar las instalaciones desde el centro de Birminghan a las afueras para estar cerca de la producción de leche y su transformación en leche condensada y, por otro lado, desarrollar un sistema de producción industrial de las tabletas de chocolate.
Su decisión de trasladar las instalaciones a las afueras (Bourville Village Visión) fue ampliamente criticada por todos. Pero los Cadbury planearon y ejecutaron, además, innovaciones en el ámbito laboral de su empresa: transporte hasta el centro, vacaciones pagadas, tiempos de descanso en la jornada laboral, etc. Respecto a cuánto debían producir de su producto estrella “Cadbury Daily Milk”, el Consejo de Familia recibió la sugerencia de la dirección de producir 5Tn a la semana. Sin embargo, la familia Cadbury decidió producir 20Tn a la semana. Con el tiempo, la producción llegó a 500Tn a la semana.Entre 1905 y 1913, los Cadbury barrieron a sus competidores. En 1919 compraron a los Fry. En ese momento, los dos grandes del mercado británico ya solo eran Cadbury y Rowntree; y estos últimos estaban prácticamente hundidos. Durante 20 años, el mercado estuvo dominado por Cadbury y los Rowntree no tenían capacidad de maniobra. Sin embargo, la innovación por necesidad surgió en los Rowntree. La idea era crear un producto o snack que el trabajador pudiese llevar al trabajo a modo de complemento alimenticio. Le pidieron a un empleado que, sobre la base de la galleta soplada y junto al chocolate, creara un concepto. El producto fue lanzado en Inglaterra en el año 1935 bajo el nombre de Rowntree’s Chocolate Crisp. En 1937 se introduce por primera vez el nombre de Kit Kat Chocolate Crisp para que, finalmente, después de la Segunda Guerra Mundial, solo quedara el nombre de KIT KAT, como se conoce actualmente.

Los Rowntree consiguieron darle la vuelta a su precaria situación y recobraron una posición en el mercado que Cadbury consideró una amenaza… pero Cadbury también innovó.
Los Rowntree acabaron vendiendo su empresa a Nestlé en 1988, que terminó de convertir KIT KAT en un referente mundial. Los Cadbury, a día de hoy, siguen siendo los dueños de su empresa.

La pregunta que debemos hacernos después de conocer esta historia tiene que ver con la capacidad de buscar nuevas ideas y por qué las empresas familiares que superan distintas generaciones han sido capaces de reinventarse.

Mi conclusión es muy simple: estés en la situación que estés, la historia nos enseña que hay que ir realizando las cosas de manera innovadora para diferenciarse siempre de los demás y obtener una mejor posición en el mercado. Para ello hay que tener sueños, trabajar duro y estar bien capitalizados. Schumpeter ya hablaba de dos conceptos básicos que cualquier empresario o familia empresaria debe contemplar: innovación y la destrucción creativa. Vale la pena volver a leer a Schumpeter.

Manuel Pavón
Consejero de Empresa Familiar
hola@manuelpavon.com
www.manuelpavon.com