Prevención y resolución de conflictos

P 27 Septiembre 2013
DE LEF.COM

Una de las claves para la continuidad de la empresa en manos de la familia a lo largo de sucesivas generaciones es la fuerza y la unidad de la familia en aras de un proyecto común.

En una familia es normal que haya roces, problemas, disparidades de opinión y de postura, y de vez en cuando, conflictos. Ello es más cierto aún en el seno de una familia empresaria, donde además de las relaciones personales existe entre sus miembros un entramado de relaciones e intereses económicos y patrimoniales.

Por lo tanto, es útil ser consciente de ello y no tener miedo a afrontar las cuestiones problemáticas o conflictivas en lugar de evitarlas. Pero para que este objetivo se convierta en una realidad es recomendable que se establezcan foros de comunicación adecuados, normas que regulen la relación de la familia con la empresa y una cultura de diálogo bien arraigada. Para ello existen instrumentos e instituciones como el protocolo familiar, el consejo de familia o las reuniones familiares.