consultor empresa familiar

¿Cómo debería trabajar el consultor con las familias empresarias?

  • image descriptionimage description52
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description52
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description

 

¿Cómo trabajar con grupos de personas? o en nuestro ámbito profesional, ¿cómo trabajar con el conjunto de los miembros de la familia empresaria?.

Realmente este es un punto crítico de nuestra profesióin.

Cada profesional tiene su perspectiva de cómo gestionar este reto. Desde mi práctica, experiencia y forma de entender la consultoría de empresa familiar, se trata de un trabajo holístico, un trabajo sistémico, en el que se debe trabajar, si es posible, con todo el sistema familiar.

Si trabajamos desde la individualidad, es decir, cerrando reuniones individualmente con los clientes y después hacemos un papel y lo presentamos a modo de conclusiones, seguramente el nivel de satisfacción de los miembros de la familia puede ser distinto a si generamos, desde el principio, con todo el grupo una interacción para que el grupo sea capaz de establecer qué aspectos o qué soluciones o qué situaciones deben corregir.

En conclusión, el estrés de manejar la individualidad o de saber manejar el grupo, está asociado, en mi opinión, a la capacidad de gestión de los sistemas familiares y de los miembros de la familia.

La idea de cómo afrontar la reunión con la familia debe ser valorada por cada profesional y según cada caso. Sin embargo siempre debe ser construida en base a una metodología.

En primer lugar la metodología, que  ha sido desarrollada por múltiples autores a lo largo de los últimos años, se fundamenta en que una reunión con una familia no puede empezar si no sabemos exactamente cuál es el orden de funcionamiento, es decir la comunicación, la agenda del día, los timings, etc.

Y en segundo lugar, previamente se deben fijar todos los objetivos prioritarios de este tipo de reuniones.

Si no conseguimos establecer este timing y estas prioridades, estamos permitiendo que la reunión del grupo pueda convertirse en una actividad completamente caótica y genere una sensación de falta de control por parte del profesional.

En resumen, tener la formación necesaria para gestionar grupos de personas o  sistemas familiares, nos proporcionará las herramientas de trabajo necesarias para el ejercicio eficiente de nuestra actividad como consultores de empresa familiar.

Ver video de este artículo Aquí

Manuel Pavón
Consejero de empresas familiares
Director de Instituto Nexia