C

Consejo de Administración

  • image descriptionimage description767
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description767
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description

El Consejo de Administración es el principal órgano de gobierno de una empresa. Su poder emana de la Junta General de Accionistas, que es quien lo nombra y fija sus atribuciones y responsabilidades, entre las que destacan: definir la estrategia de la empresa, diseñar su estructura organizativa, determinar la asignación de recursos, nombrar al director general y a los principales directivos, etc. La relación del consejo con los órganos de gestión (equipo directivo y ejecutivos) no sólo se limita a su nombramiento, sino que implica la definición de objetivos, la evaluación, motivación y remuneración; su destitución y sucesión.

Al margen de lo que establece la ley y los estatutos de la empresa, lo verdaderamente importante es que el consejo de administración sea real y efectivo: que se reúna, que sea activo y eficaz. En las Empresas Familiares, ello tiene mucho que ver con la filosofía de la familia propietaria y en especial con los accionistas activos que controlan la gestión. Es habitual que en las pequeñas y medianas empresas familiares no exista este consejo. Para lograr este objetivo es fundamental su composición: los consejeros familiares deben tener una preparación suficiente para aportar o, en su caso, no entorpecer en las reuniones.

Es altamente recomendable que en el consejo, aparte de los representantes de los accionistas, haya quien represente a los ejecutivos. Igualmente es muy recomendable la presencia de consejeros o asesores externos. El consejo de administración debería tener un número impar de miembros (facilita la toma de decisiones por votación), de entre 5 y 15.