General

De “Guerrero” a “Sabio” en la empresa familiar

  • image descriptionimage description83
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description83
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description

De guerrero a sabio es una metáfora que me gusta utilizar frecuentemente porque es una forma de expresar el cambio entre generaciones, la convivencia entre generaciones mejor dicho.

Todo el mundo habla de cambio generacional, de sucesión, pero yo pregunto ¿y la convivencia generacional?

¿Qué pasa cuando “guerreros jóvenes” y me refiero con ello a las siguientes generaciones, aterrizan en la empresa?. Se encuentran con la generación anterior los “guerreros veteranos”, y de alguna forma tienen que aprender a estar al lado de ellos y convivir con ellos durante muchos años.

Está bastante estudiado que ese proceso de convivencia generacional puede durar tranquilamente de 10 a 20 años.  Y por lo tanto durante esos años ambos guerreros, los jóvenes y los veteranos combaten juntos cada día y trabajan juntos cada día.

Llega un momento en que el “guerrero veterano”, la generación saliente,  debe pasar a una posición de “sabio”. Y esa posición de sabio es difícil de asumir, muchos quieren seguir combatiendo, quieren seguir trabajando, quieren seguir luchando pero en el fondo ellos saben que deberían tomar otra posición.

La pregunta es cómo los “guerreros jóvenes” que ya han crecido y ya tienen  experiencia pueden de alguna forma facilitar que los “guerreros veteranos”, la generación saliente, pase a tener una posición de “sabio”.

Por “sabio” entendemos una posición en la que la generación saliente de alguna forma sigan acompañando a la familia desde el gobierno, sigan acompañando a la gestión pero desde el gobierno y que la siguiente generación sepa que tienen a alguien con quien consultar las cosas.

No podemos olvidar que los “sabios” han vivido muchísimas situaciones y que de alguna forma su valor y su aportación puede seguir siendo importante aunque sea desde la retaguardia.

Es necesario que los sabios y los guerreros sepan el papel que cada uno debe jugar  para que esa convivencia perdure facilitando la estabilidad de la familia de la empresa.

Ver video de este artículo aquí

Manuel Pavón
Consejero de empresas familiares