Consejo de Familia

El Consejo de Familia. Diferencias con el Consejo de Administración

  • image descriptionimage description625
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description625
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description

El Consejo de Familia en las empresas familiares

Una de las preguntas que suelen realizar las familias empresarias es:

¿Qué diferencia hay entre el Consejo de Administración y el Consejo de Familia en una empresa familiar?.

Yo siempre respondo lo mismo; uno sin el otro dificulta el equilibrio necesario para que la continuidad de la empresa familiar sea la adecuada. Vamos por partes. Primero la pregunta:

¿Cómo una familia va a poder consensuar las expectativas y emociones individuales, el retorno económico, la formación de la siguiente generación a partir de un órgano formal como la Junta de Accionistas o el Consejo de Administración?

El Consejo de Administración permite regir o vigilar que en la compañía se implante la estrategia familiar que viene definida desde el Consejo de Familia. Sobre la base de la estrategia familiar, el Consejo de Administración define la estrategia empresarial.

Los integrantes del Consejo de Administración o Junta Directiva, como se conoce en Latinoamérica, son habitualmente miembros de la familia empresaria que representan al resto de miembros de la familia en el órgano formal y legal de la sociedad.

En cambio, el Consejo de Familia, se asimila muchas veces a la Junta de Accionistas o a la Asamblea de Accionistas. El Consejo de Familia representa el lugar donde consensuar todas las expectativas individuales de los accionistas, de los familiares accionistas. Es un lugar donde las emociones son esperadas, donde las decisiones, repito, pueden consensuarse y, finalmente, es un lugar de entrenamiento para la siguiente generación.

El legislador cuando define la Junta de Accionistas o la Asamblea de Accionistas lo hace como el órgano donde la propiedad vota qué quiere de su capital. Para ello, la Junta de Accionistas nombra a sus representantes en el Consejo de Administración. La diferencia fundamental entre el Consejo de Familia (órgano de la empresa familiar) y la Junta de Accionistas (órgano de la empresa no familiar) es que, en el primero se puede consensuar mientras que en el segundo solamente se puede votar.

Lo ideal es que el Consejo de Familia haga de puente entre la familia y la empresa, establezca las directrices por las que la familia quiere regirse con respecto a su empresa y futuras generaciones. Sin duda las familias que, por mi experiencia, funcionan mejor son aquellas que tienen un Consejo de Familia bien organizado.. Realmente, es el mejor instrumento que puede tener una familia empresaria.

Manuel Pavón
Consejero de empresa familiar
Director editorial de Laempresafamiliar.com