Noticias

La familia Cosmen se apunta al tirón del ladrillo

  • image descriptionimage description486
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description486
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description

Tras los proyectos en el negocio hotelero y en el sector de transportes, la familia Cosmen, fundadora de Alsa, se ha apuntado a la moda del ladrillo. Los Cosmen participan al cincuenta por ciento, junto a la también familia constructora asturiana Sánchez Lago, en la sociedad Jovellanos XXI.

Este grupo, que nació en 1999, es el promotor del nuevo Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedo (Asturias), diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava. Jovellanos XXI –de capital íntegramente asturiano– nació para acudir a un concurso convocado por el Ayuntamiento de Oviedo para adjudicarse dos proyectos arquitectónicos en la ciudad. «Creemos que la sociedad puede convertirse en un nuevo motor de la economía asturiana», explica Jacobo Cosmen Adelaida, consejero delegado de Jovellanos XXI.
El concurso, celebrado en julio de 2000, quedó desierto. Se volvió a repetir en agosto de 2001 y Jovellanos XXI resultó la adjudicataria al presentar dos proyectos diseñados por Santiago Calatrava.

El epicentro del primero de los desarrollos, que se construye en los terrenos del anterior campo de fútbol del Real Oviedo, un solar de 24.000 metros cuadrados cedido por la familia Tartiere al Ayuntamiento, es el Palacio de Congresos y Exposiciones, propiedad del Consistorio y traspasado durante cincuenta años a Jovellanos XXI. «La inversión en este proyecto asciende a 200 millones de euros», apunta Cosmen. «Para poder hacer frente a este desembolso, pedimos permiso al Ayuntamiento para poder construir alrededor otras unidades de negocio, con el fin de venderlas», añade.

Fuente: Expansión