Sucesión en la empresa familiar

Sucesión en la empresa familiar

“La sucesión en la empresa familiar; un proceso complejo”

  • image descriptionimage description977
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description977
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description

Los retos que hay que superar en la Sucesión de la Empresa Familiar para asegurar una continuidad del negocio familiar manteniendo la harmonía de la familia

Sin duda la sucesión en la empresa familiar es un tema realmente muy importante porque en los casos de fundadores a hijos, es decir de 1ª a 2ª generación, se produce normalmente una serie de retos que hay que superar para asegurar una continuidad del negocio familiar manteniendo la harmonía de la familia.

El primer reto, fundamentalmente se centra en el concepto del liderazgo, ¿quién va a liderar la empresa familiar en el futuro?, ¿de qué manera los sucesores, hijos o hijas, van a sustituir al fundador o fundadora que les permita dar la misma solidez o estabilidad a la empresa familiar?. Ese es el primer punto interesante e importante.

El segundo tema muy importante en las empresas de padres a hijos, de fundadores a hijos, es cómo vamos a repartir las acciones entre los hijos; ¿los vamos a repartir de la misma forma, es decir, por igualdad o lo vamos a repartir por equidad, es decir, le vamos a dar más acciones a unos que a otros según las circunstancias de cada uno?

El tercer punto interesante en la sucesión de padres a hijos es también el tema de los valores, “el compromiso”. La gran queja de los fundadores es “mis hijos no se dedican o no se comprometen al trabajo como lo hemos hecho nosotros”, es decir, son menos comprometidos, trabajan menos.

Tampoco debemos olvidar  “la estrategia”. Cuál es la estrategia de la generación que sale, de los padres, y cuál es la estrategia de las nuevas generaciones, de los hijos. Ahí se produce un gran problema de sintonía, es decir, los cambios que están existiendo en el mercado,un mercado con grandes y rápidos cambios, muchas veces las generaciones mayores, los padres, no lo perciben como las nuevas generaciones lo hacen. Casi siempre, el acierto de los hijos sobre qué estrategia debe hacer la empresa para sobrevivir, le da más la razón a ellos por cuanto existe un verdadero cambio social y la edad tiene mucho que ver en este cambio. Por lo tanto, la estrategia de qué hacemos o no hacemos es también importante.

Se debe también , en la sucesión, decidir cómo vamos a tomar las decisiones, es decir, cómo nos reunimos a tomar las decisiones, qué decisiones tomamos en la empresa y qué decisiones tomamos en la familia.

Y finalmente, los miembros de la familia deberán decidir  la organización del patrimonio, la fiscalidad y las normas para que ese proceso de cambio generacional y de sucesión se pueda consolidar en el tiempo. En resumen,  cómo definimos la hoja de ruta.

He intentando hacer un resumen de los grandes ítems y los grandes problemas que existen en la sucesión de padres a hijos, entre fundadores y sucesores, 1ª a 2ª generación, de las empresas familiares. Se trata por tanto de un proceso complejo que los fundadores deben abordar cuando la generación entrante está en la edad adulta , es decir a partir de los 30 años aproximadamente.  Con tiempo y buen asesoramiento externo profesional dado que es lento y convergen muchos factores a tener en cuenta.