Conferencias

Las familias empresarias ante la crisis del COVID-19

  • image descriptionimage description33
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description33
  • image descriptionimage description
  • image descriptionimage description

El pasado 8 de julio tuvimos el placer de contar con el director del Instituto de Empresa Familiar, asociación que engloba a las 1.500 empresas familiares más importantes de España, Don  Juan Corona, para que nos diese su perspectiva de cómo las empresas familiares se han visto afectadas estos últimos meses a raíz del COVID-19.

En primer lugar  Juan Corona distingue 2 etapas por las que han pasado desde el inicio de esta crisis:

Fase 1: Preocupación a corto plazo: económica y financiera.

Bajada de los ingresos , incertidumbre, falta de liquidez, cuánto tiempo va a durar. Se asume un resultado económico negativo del año en curso.

Fase 2: Preocupación a medio y largo plazo: Cierres, problemática financiera, económica y empresarial a medio y largo plazo.

Frente a estas dos etapas estábamos delante de un gran problema, saber cuñanto duraría todo esto para ver si se podía mantener la actividad económica y a la vez la liquidez de la empresa para poder pagar a los trabajadores/proveedores.

Poco a poco fue evolucionando y vimos que el parón iba a ser largo, entonces aquí es cuando vino la preocupación de los empresarios a largo plazo.

Pero hay una característica clave que diferencia a la mayoría de las empresas familiares de las empresas que no lo son, es que el largo plazo es uno de sus puntos fuertes.

Pueden asumir algunos años malos, el resultado anual no es determinante. La empresa familiar no está pensada para que dure poco, sino que está pensada para durar si es posible varias generaciones, los resultados anuales no son tan importantes como lo pueden ser para una empresa no familiar.

En resumen, para los empresarios familiares esta crisis no ha sido tan relevante respecto a qué podría pasarles a corto plazo, sino en cuál sería el futuro de la empresa. ¿Qué empresa iban a dejar a sus hijos?. Y en momentos de crisis sale a la luz la buena o mala planificación de futuro. No basta con hacer crecer la empresa.

¿Y qué ha pasado con todo esto?

Hace tiempo que hay una despreocupación general por planificar el futuro de la empresa, muchos empresarios familiares se han centrado básicamente en hacerla crecer, dejando de lado el factor largo plazo.

Una empresa familiar no basta con hacerla grande, sino que también tiene que tener una planificación a futuro.

Esto nos ha hecho plantearnos dos cuestiones importantes:

  • Planificación continua

Con el paso del tiempo esta parte se dio por resuelta, pero en tiempos de cambio es muy importante volver a hacer una planificación adecuada, volver a trabajar conceptos como la terapia sistémica, gestionar un buen gobierno y sobre todo trabajar adecuadamente las relaciones entre todos los miembros de la familia, entender la familia como un universo no como individuos separados.

  • Gestión del patrimonio:

Cuando aparecen las dificultades económicas, la gestión del patrimonio es lo primero que preocupa. Solo el 10% de las empresas familiares en España tienen un “Pacto de Familia” para prever su futuro.

Mas del 75% lo consideraban innecesario hasta hace poco. Preferían invertir en un Plan de Marketing.

Por eso cabe remarcar la importancia de ayuda profesional para hacer un buen:

  • Plan de gobierno
  • Plan de sucesión

Para finalizar, Juan Corona hace hincapié en el lado humano de las empresas familiares

Son el lado humano de la economía capitalista. Además de perseguir el beneficio económico, buscan dar estabilidad a sus trabajadores, proveedores, accionistas y están más comprometidas con el medio ambiente y el entorno social donde desarrollan su actividad.

Y estos factores se deben dar a conocer a la sociedad.

El Covid-19 como las grandes crisis, nos ha forzado a entender que la planificación y la dimensión de las empresas importa.

Las grandes empresas bien planificadas pueden afrontar pérdidas anuales varios años.

Por ello es función de los consultores de empresa familiar explicar a los miembros de las familias empresarias que deben recoger lo que reciben , mejorarlo y ampliarlo porque ello es lo que les dará seguridad a largo plazo.

Y comenta que, no sirve de nada lamentarnos, debemos gestionar la nueva situación y buscar nuevas oportunidades.

Puede oír el audio completo de la webinar en este link : https://vimeo.com/438139876