Gestión

El amor se va… pero el negocio debe seguir

Fondo Editorial Premium La falta de previsión de los efectos de una ruptura crea situaciones muy delicadas en la empresa familiar. Este artículo recomienda algunas de las posibles soluciones para que la familia empresaria las supere. Muchas veces es el trance que está viviendo un amigo, otras es la experiencia negativa en primera persona que no quiere que se pueda repetir en sus hijos, el caso es que cada vez es mayor el número de empresarios que trata de prevenir que una eventual ruptura matrimonial pueda afectar en demasía la marcha de la empresa. Ya se supone que en todo proceso de ruptura familiar, el estado anímico de los cónyuges no es el mejor para llevar las riendas de la

lock

Regístrate para leer más.

Si ya estás registrado, date de alta como usuario y accede a todo el contenido de la web sin limitaciones.