Fondo Editorial Premium Crear y dirigir una Empresa Familiar es una experiencia muy personal que implica un alto nivel de entrega emocional. Esta relación puede llegar a convertirse en una obsesión hasta tal punto que al fundador la idea de abandonar la empresa puede parecerle como si abandonara a si mismo. Crear y dirigir una Empresa Familiar es una experiencia muy personal que implica un alto nivel de entrega emocional. Esta relación puede llegar a convertirse en una obsesión hasta tal punto que al fundador la idea de abandonar la empresa puede parecerle como si abandonara a si mismo. La longevidad en los puestos directivos no es una excepción sino más bien una regla en las empresas familiares asiáticas. Según

lock

Regístrate para leer más.

Si ya estás registrado, date de alta como usuario y accede a todo el contenido de la web sin limitaciones.