Defina tu misión,… primero

Nóthi seautón o 'Conócete a ti mismo',  rezaba inscrito en la entrada del templo de Delfos. Es la máxima del pensamiento griego, el pilar de la cultura occidental. Unos milenios más tarde Peter Drucker lo adaptó diciendo que

“Durante más de treinta años me he dedicado a enseñar la gestión de las personas en la empresa. Hoy ya no pienso que aprender a dirigir a otras personas sea el aspecto fundamental que los ejecutivos tienen que aprender. Lo que hoy enseño es, sobre todo, cómo gestionarse a sí mismo.”

La conciliación de la vida personal y profesional es sin duda una de los retos más importante de la vida moderna. Desde EEUU nos llega una interesante práctica que puede ayudar más en avanzar en el propósito de Delfos y lo queríamos compartir.

Definiendo la misión personal uno puede identificar las causas de su comportamiento, y también los motivos verdaderos que les motivan a realizar cambios en su vida. Al mismo tiempo ayuda a entender cómo uno toma las decisiones, cómo lidera y cómo define los límites. Así lo recoge un interesante artículo de New York Times.

Mientras la mayoría de las empresas dedican tiempo y esfuerzo en definir su misión plasmando en ella los objetivos y valores que la guían, es raro encontrar quien lo haga al nivel personal. Es debido a que la mayor parte de la gente se concentra en los actos de automejora, como por ejemplo hacer ejercicio, comer más saludable o pasar más tiempo en familia, en lugar de examinar y subrayar las principales razones de su comportamiento. Según sostiene Dr. Jack Groppel del Johnson & Johnson Human Performance Institute 

Para empezar a definir la misión personal, Dr. Groppel recomienda plantearse las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo quieres ser recordado?
  • ¿Cómo quieres que las personas te describan?
  • ¿Quién quieres ser?
  • ¿Quién o qué es lo que más te importa?
  • ¿Cuáles son tus valores más profundos?
  • ¿Cómo definirías el éxito en tu vida?
  • ¿Qué es lo que hace que tu vida realmente tenga sentido vivirla?

Las respuestas sirven para definir la misión personal de cada uno.

Entre las misiones personales destacadas por las personas que lo hicieron cabe resaltar:

“Mi misión es incorporar un sano equilibrio de trabajo y tiempo personal”

“Yo aspiro a transformar las situaciones negativas relacionadas con el trabajo y poner más energía en las relaciones con mi familia y amigos”

Antes de gestionar, primero viene conocerse a sí mismo.

¡Hazlo!

Tu familia, tu empresa, tus amigos, tus vecinos, tus clientes,… te lo agradecerán.

Artículo inspirado en el Creating a New Mission Statement recomendado por Prof. John Davis, Harvard Business School