HISTORIA DE LA FAMILIA STRAUSS

Vienna, Austria - April 13, 2013: Monument of Johann Strauss II at Stadtpark made by Edmund Hellmer in 1921.

La familia del compositor austríaco Johann Strauss se puede parecer a lo que actualmente llamamos una empresa familiar de hermanos de segunda generación.

Johann Strauss I (1804-1849). Hijo de los dueños de una posada, tuvo una infancia trágica, dado que quedó huérfano de padre y madre a los 12 años y tuvo que estudiar para encuadernador obligado por su madrastra. Sin embargo, su vocación por la música le hizo tomar clases de violín y viola. La pasión por la música le provenía de los músicos que, desde pequeño, había escuchado en la posada de sus padres.

Johan Strauss I fue el fundador de una compañía musical que actuó en todo el mundo. Pero el más famoso de los Strauss fue su hijo: Johann Strauss II, con el que mantuvo importantes diferencias, principalmente porque el padre nunca quiso que fuese músico y lo penalizó para que no lo fuera, al igual que a sus hermanos.

En la sociedad vienesa del siglo XIX, las disputas entre padre e hijo fueron notables; la rebeldía del hijo respecto a su padre hizo que tuvieran orquestas separadas, y llegaron incluso a mantener importantes diferencias políticas entre ellos. Fue en esa época cuando ambos desarrollaron su mayor creatividad.

Al fallecer Johann Strauss I, sus hijos Johann, Josef y Eduard Strauss absorbieron la orquesta de su padre como reconocimiento a su labor. Los tres hermanos Strauss fueron capaces de desarrollar un nivel de éxito destacado para la época.

Los tres hermanos Strauss, gestionaron el legado recibido con los tres principios claves e imprescindibles que recaen sobre los descendientes de la segunda generación empresarial:

 

  • Comunicación oportuna y eficaz.
  • Altos niveles de profesionalización familiar y empresarial.
  • Buenos líderes capaces de motivar al grupo en el cumplimiento de la visión y la misión.