LOS ROLES SIMULTÁNEOS EN LA EMPRESA FAMILIAR: Propiedad, empresa, familia

Percibir la importancia de las mutuas influencias de las relaciones de los miembros de la empresa familiar, comprender la dependencia mutua de las relaciones y reflexionar sobre el poder de los patrones de la PROPIEDAD, FAMILIA Y EMPRESA aumenta las oportunidades de cambio necesarias para favorecer un modelo cooperativo, que favorezca  el desarrollo empresario y familiar de la empresa en la segunda generación.

Les mostraré un ejemplo real de una familia empresaria para su mejor comprensión: Imagínense una familia empresarial de cinco miembros:  Don Manuel y Doña Amalia, los padres, junto a sus tres hijos: Manuel, Javier y Ricardo. Observarán que cada miembro de la familia tendrá perspectivas distintas desde sus roles:

Para estudiar con profundidad del modelo de los tres círculos de roles, consultar https://johndavis.com/three-circle-model-family-business-system/

Don Manuel fundó la empresa, sólo su hijo Javier trabaja en ella junto con Don Manuel. Doña Amalia, no trabaja. El hijo mayor, Manuel, trabaja fuera de la empresa familiar y no tiene ninguna relación con la misma. El otro hijo, Ricardo, es accionista con un 10%, pero ejerce su otra actividad empresarial colateral a la principal. La propiedad es de Don Manuel en un 80%, de Javier en un 10% y de Ricardo con el resto del 10%.

Retomamos la descripción del gráfico anterior y posicionamos a cada miembro de la familia dentro de sus roles para determinar cómo se relacionan:

  1. FAMILIA (no son propietarios ni trabajan en la empresa): Doña Amalia y Manuel hijo.
  2. PROPIEDAD (los que solamente son propietarios): Ninguno de los cinco.
  3. EMPRESA (los únicamente trabajan en la empresa): Ninguno de ellos.
  4. FAMILIA Y PROPIEDAD: Exclusivamente Ricardo cumple las dos condiciones, es familiar y propietario del 10% y no trabaja en la empresa.
  5. PROPIETARIOS, NO FAMILIARES, TRABAJAN EN LA EMPRESA : Nadie.
  6. FAMILIAR QUE SOLO TRABJA EN LA EMPRESA: Ninguno.
  7. FAMILIAR, PROPIETARIO Y TRABJA EN LA EMPRESA: Don Manuel y Javier.

Las diferentes perspectivas que tiene cada uno:

A Don Manuel y a Javier les interesará por encima de todo su gobierno al frente de la empresa y se ocuparán de que el retorno financiero de la propiedad sea adecuado. Ricardo, como propietario, se mostrará interesado por el valor de sus acciones y por los dividendos que pueda percibir de la empresa. Doña Amalia y Manuel se preocuparán por las relaciones entre Don Manuel y Javier (sus fricciones en el trabajo), así como por las discrepancias que Ricardo pueda mostrar sobre la gestión que su padre y su hermano hacen en la empresa.

Las perspectivas de los diferentes miembros por sus diferentes roles pueden generar distorsiones en la comunicación del conjunto. Cada uno se posicionará en el rol que más poder le dé, por ejemplo: el padre actuará como jefe familiar en la empresa, aunque la gestión de su hijo sea la más acertada. La madre mediará a favor de sus hijos en contrapeso a su marido, etc..

Con este simple ejemplo, se entenderá que los hermanos que comparten un proyecto empresarial tengan conductas y opiniones muy diferenciadas. Es comprensible que repitan patrones conductuales aprendidos, no obstante, para afrontar con eficacia los retos empresariales y familiares presentes, los hermanos, deberán valorar y conocer los conceptos básicos que subyacen en la planificación estratégica familiar de las familias empresarias, establecer su propio protocolo familiar y pormenorizar una Hoja de Ruta que les permita avanzar en los objetivos que se plantean a nivel económico y familiar.

Manuel Pavón
Consejero familiar y Director editorial de www.laempresafamiliar.com
hola@manuelpavon.com
www.manuelpavon.com