“Ser propietario no obliga a trabajar, pero si a respetar la empresa” Rosa Tous

Tous_cambraLas cosas se consiguen trabajando” recordó Rosa Tous, la vicepresidenta Corporativa de la célebre marca de joyería que recientemente inauguró su tienda número 500 en Shanghái. Con más de 2000 empleados repartidos en 5 continentes Tous es la empresa el líder en su nicho de mercado y lo han conseguido gracias a “un sueño compartido y una serie de herramientas”, según aseguró Tous.

La primera de estas herramientas es la innovación que en su caso fue implementada en tres ámbitos distintos; en la gestión del negocio, en el producto y en la marca. La  vicepresidenta corporativa del grupo, perteneciente a la segunda generación de la familia fundadora, destacó que la visión que guiaba la innovación ha sido “crear un nuevo lenguaje en joyería”, teniendo claro que “un producto nace de una idea que ha de conectar con todas las áreas de la empresa”.

Esto ha sido posible gracias al proceso de industrialización de la artesanía y la estrategia que desde el inicio de los años ’90 potenciaba el sistema de sociedades participadas que acompañaran el crecimiento del grupo. Además, ha sido una de las claves para llegar a crecer de una tienda en Lleida a tener 500 repartidas por todo el mundo y en tan solo dos décadas.

Otra de las claves ha sido “la aportación del valor en el proceso de la toma de decisiones implementado por la familia propietaria”, según destacó Manuel Pavón, socio responsable de Garrigues Empresa Familiar, quien desde el año 2007 acompaña a los Tous en la formulación de la estrategia familiar. Durante la presentación del proceso llevado a cabo, para tener éxito y asegurar la continuidad del negocio, Pavón acentuó dos elementos cruciales a tener en cuenta: la capacidad de comunicarse de la familia empresaria y el espíritu emprendedor que tienen.
Ambos elementos están presentes en la familia Tous y gracias a ello mantienen muy próxima la misión familiar con la misión de la empresa. Además, hacen que todos se esfuercen a proteger la marca, aseguró el consultor. Todo esto está plasmado en la hoja de ruta que la familia definió en el protocolo familiar donde queda claro que “ser propietario no obliga a trabajar, pero si a respetar la empresa”, como afirmó Rosa Tous.   

Manuel Pavón, coincidió con la reflexión de la empresaria recordando que la clave reside en entender la herencia como una responsabilidad y no como un privilegio y por ello aconsejó a las familias empresarias procurar de “educar a las siguientes generaciones no en el respeto al privilegio sino en el respeto a la responsabilidad que reciben”.

Con la segunda generación fuertemente implicada en la gestión de la empresa y de la propiedad, y guiada por los fundadores que ocupan cargos institucionales, Tous emprende un nuevo ciclo de crecimiento, fiel a su estrategia inicial de ir acompañados esta vez con un fondo de inversión que ha sido elegido entre numerosos pretendientes a formar parte de esta historia de éxito, que no olvida sus raíces. A través de la Fundación Rosa Tous, la familia está fuertemente implicada con la ayuda social a las familias más necesitadas de Manresa, donde hace casi un siglo fue fundada la empresa. Entre los proyectos a destacar está el Banco de Alimentos que a través de la red de voluntarios pusieron en marcha y que actualmente ofrece comida a más de 1600 familias locales.

El acto orgianizado por la Asociación Catalana de la Empresa Familiar tuvo lugar el pasado 22 de septiembre en la sede de la Cámara de Comercio de Barcelona.