Sucesión familiar

S
DE LEF.COM

La sucesión en la Empresa Familiar consta de dos acepciones bien diferenciadas: la sucesión en la propiedad y la sucesión en el gobierno y la gestión de la empresa.

En ambos casos, se trata quizás de la cuestión más trascendental y que mayores implicaciones y consecuencias tiene para la vida de una familia y su empresa. Basta decir que la sucesión es directa o indirectamente la principal causa de mortalidad de las Empresas Familiares. Lo que si resulta claro a la vista de los estudios y análisis que sobre el fenómeno se han realizado en los últimos años, es que la sucesión no es tanto un hecho como un proceso que se desarrolla a lo largo de varios años.

Por tanto, lo realmente importante para tener éxito en el proceso de sucesión es su adecuada planificación, que afecta a cuestiones tan diversas como la formación de la siguiente generación; la identificación y designación de un líder o líderes; la planificación patrimonial; la buena organización de la familia y la comunicación entre generaciones; o la definición de unas normas básicas que regulen la relación entre familia y empresa y que dichas normas hayan sido elaboradas con la participación de todos los interesados y aprobadas por consenso.