Vender la Empresa Familiar

V
DE LEF.COM

Una de las preguntas más importantes que una familia empresaria debe formularse al menos una vez cada generación es: ¿Queremos seguir con la Empresa Familiar? ¿Por qué? Es posible que de haberlo hecho así, muchas familias empresarias hubieran podido vender la empresa cuando todavía tenía un valor y evitar el descalabro económico, la quiebra y la pérdida del patrimonio familiar. Pero vender la Empresa Familiar es otro gran tabú para muchas familias empresarias puesto que es visto como una traición hacia el fundador, la fundadora o la generación precedente.

La recomendación que suele hacerse desde la doctrina y la consultoría de Empresa Familiar es que la familia hable del tema abiertamente y se llegue a conclusiones consensuadas por todos.