Muere “el chocolatero más rico del planeta”

Michele Ferrero, el hombre más rico de Italia y dueño de un imperio global de chocolates y dulces, murió este sábado en su casa en Monte Carlo, después de una larga enfermedad, precisó uno de los trabajadores de la compañía.

La historia de este gran empresario comenzó cuando a los 32 años de edad heredó una pequeña empresa fundada por su padre. La parte más importante de la herencia fue la receta de una "supercrema" basada en avellanas y cacao, que Michele Ferrero cambió ligeramente en 1964 y rebautizó con el nombre de "Nutella" con miras a exportarla a Europa.

El éxito fue inmediato y repetido con muchos otros productos, entre ellos: Kinder, Ferrero Rocher y Mon Chéri.

El grupo, que produce la pasta de avellana y chocolate Nutella, los chocolates Praline Ferrero Rocher y los huevos Kinder, es considerado por analistas y banqueros como la compañía privada más valiosa de Italia. Es considerado uno de los mayores grupos confiteros del mundo, presente en 53 países con más de 34.000 empleados.

Este empresarios emblemático sobre todo se caracterizaba por una actitud positiva y cercana con los demás. Entre los valores que siempre destacaba eran la fe y la entrega al trabajo. Pero su mayor secreto era la Valeria.

Era uno de los elementos clave para su éxito y que nombraba en una entrevista para el diario italiano La Stampa: "¿Mi sereto? Hacer las cosas muy distintas a los demás, no tirar nunca la toalla y poner en el centro de todo a Valeria", decía. Al ser preguntado por el periodista de quien era la Valeria, Ferrero contestó: "La Valeria es la dueña de todo, la consejera delegada, la que decide tu éxito o tu fracaso, la que nunca debes decepcionar sino entender hasta el fondo.  La Valeria es la mamá que  hace la  compra, la abuela, la tía,...Es el consumidor que decide cada día lo que va a comprar", revelaba el empresario ante la sorpresa del periodista.

Esta era una de las pocas entrevistas que Michele Ferrero había concedido en su vida. Durante años el "padre de la Nutela" se mantuvo alejado de los focos mediáticos, pero la importancia del imperio empresarial que construyó hizo que la noticia de su fallecimiento recibiera el homenaje de las más altas esferas de la sociedad italiana.

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, envió un telegrama a la familia en el que afirmó que recibía con emoción la muerte de Michele Ferrero, de quien reconoce su "raza de empresario, conocido y apreciado en Italia y en el extranjero".

En un comunicado, también el gobierno italiano subrayó que Ferrero fue "durante muchos años una figura destacada de la industria italiana, su gestión para mantener el ritmo de los tiempos gracias productos innovadores y de su duro trabajo y reservado". Además, el presidente subraya que "Italia recuerda con gratitud por la labor de apoyo y promoción de la cultura".

La muerte de Ferrero posiblemente generará preguntas sobre la sucesión y eventuales fusiones del grupo controlado por la familia Ferrero, que siguió creciendo incluso durante la reciente crisis económica.

Tras la noticia del fallecimiento se volvieron a repetir alusiones a un posible interés por parte de Nestlé de quedarse con el imperio que a sus 89 años dejó atrás Michele Ferrero. Sin embargo el compromiso familiar  con el proyecto empresarial es algo que Michele Ferrero destacaba ante todo. "Todo fue posible por ser una familia y por no cotizar en Bolsa. Estos elementos nos permitieron crecer con serenidad y hacer planes a largo plazo sin ceder al frenesi", confesaba Michele Ferrero en la antes mencionada entrevista. En 2013 Giovanni, hijo de Ferrero y presidente ejecutivo del grupo, afianzaba este compomiso rechazando las insinuaciones y aseguró que Ferrero no está a la venta. “Nacimos de una empresa familiar y tenemos la intención de seguir siéndolo”, dijo en aquella ocasión.

La revista Forbes describió a Ferrero como "el chocolatero más rico del planeta", situándolo a él y a su familia en el puesto 30 de su lista de la gente más rica del mundo, con un valor neto de su fortuna de 23,4 mil millones de dólares.